¿Por qué no hacer dieta es la mejor dieta? 45 razones

¿Por qué no hacer dieta es la mejor dieta? 45 razones

2017-06-07

¿Por qué no hacer dieta es la mejor dieta? 45 razones

Las dietas son efectivas pero no funcionan. Probablemente tu propia experiencia lo confirma si no te sientes cómodo con tu peso. El 95% de las personas que siguen una dieta acaban recuperando el peso que perdieron y a menudo lo aumentan.
 
No es que fracases al hacer dieta, es que las dietas te  hacen fracasar.
 
 
¿Por qué no hacer dieta es la mejor dieta?
 
1 Porque las dietas no son sostenibles a largo plazo, son una “solución” temporal. Cuando volvemos a comer con normalidad el cuerpo se ha acostumbrado a comer poco y recuperamos o aumentamos de peso.
 
2 Porque las dietas prometen una cosa, perder peso, y normalmente provocan otra, ganamos peso.
 
3 Porque las dietas dicen lo que no puedes comer. Piensa: no puedo comer galletas, no puedo comer galletas, no puedo comer galletas. ¿De qué te están entrando ganas?
 
4 Porque la misma palabra dieta tiene una connotación negativa, de esfuerzo, de privarse de algo.
 
5 Porque al privarnos de algo lo deseamos más. Le estamos dando a ciertas comidas un valor que no tienen. El valor de lo prohibido.
 
6 Porque las dietas no suelen reconocer las diferencias individuales: edad, genética, metabolismo. . .
 
7 Porque las dietas te hacen sentir que eres “malo” porque deseas comidas “malas”.
 
8 Porque las dietas te enseñan a ignorar las señales que te da tu cuerpo: hambre o saciedad.
 
9 Porque las dietas te hacen dudar de tu cuerpo, tus recursos, tus virtudes, de tu fuerza de voluntad.
 
10 Porque las dietas se basan en la fuerza de voluntad y por desgracia ésta siempre acaba fallando.
 
11 Porque las dietas olvidan que la comida da placer.
 
12 Porque las dietas a menudo dejan la vida “aparcada” hasta alcanzar un determinado peso y si lo alcanzamos suele durar poco tiempo.
 
13 Porque las dietas son un intento poco adecuado de hacerte sentir que tienes el control cuando las cosas en tu vida están fuera de control.
 
14 Porque las dietas nos seducen engañándonos y pensamos “ésta es la que funcionará”. Cuando sabemos que ninguna dieta o plan restrictivo de alimentación funciona.
 
15 Porque al plantearnos hacer una dieta usamos nuestra parte racional pero al sentarnos a la mesa se pone en marcha  nuestro mundo emocional.
 
16 Porque las dietas despiertan en nosotros un sentido infantil de rebelión. “No me digas lo que tengo que hacer”.
 
17 Porque las dietas provocan estrés, el cuerpo se siente amenazado y retiene reservas en forma de grasa.
 
18 Porque las dietas nos hacen sentir inseguros al sentir que nos estamos privando de algo.
 
19 Porque las dietas suponen mucho esfuerzo y dan poco o ningún resultado.
 
20 Porque las dietas dañan nuestra relación con la comida.
 
21 Porque las dietas impiden disfrutar de aspectos importantes de nuestra vida, no sólo de la comida.
 
22 Porque las dietas nos hacen perder el tiempo pensando en ellas, haciendo planes e intentando mantenerlas. Un tiempo y energía que podríamos emplear aprendiendo algo o sencillamente disfrutando de la vida.
 
23 Porque las dietas hacen que nos obsesionemos con la comida y comamos más.
 
24 Porque las dietas no te permiten disfrutar del “aquí y ahora” porque tendemos a pensar “Cuando pese. . .entonces estaré o seré. . .”
 
25 Porque las dietas destrozan tu metabolismo. Cada vez que haces dieta tu metabolismo se ralentiza más rápidamente porque se acostumbra a ellas e intenta mantener el “equilibrio” en el cuerpo.
 
26 Porque las dietas acentúan al crítico interno ese que es increíblemente cruel con uno mismo, el que te hace sentir que nunca eres suficientemente bueno, que te machaca. Minando tu autoestima.
 
27 Porqué las dietas te hacen sentir hambre aunque no tengas al provocar un aumento de la hormona grelina.
 
28 Porqué las dietas pretenden la perfección. La vida no es perfecta, los humanos tampoco.
 
29 Porque las dietas promueven un cuerpo, peso y talla ideales, que no existen en la realidad. Su único objetivo parece  conseguir un cuerpo simplemente delgado.
 
30 Porque las dietas dicen que no está bien ser como tú eres.
 
31 Porque las dietas abordan temas individuales con un enfoque “igual para todos”.
 
32 Porqué las dietas te hacen sentir “malo” y culpable cuando no has sido “bueno”.
 
33 Porque las dietas suelen ser un camino poco saludable para alcanzar lo que creemos es una “mejor” salud.
 
34 Porque provocan la falsa impresión de que las dietas van a solucionar nuestra vida.
 
35 Porque las dietas esconden los verdaderos temas que influyen y deciden nuestro peso.
 
36 Porque las dietas son una promesa que te haces a ti mismo y no puedes mantener.
 
37 Porque las dietas te hacen creer que tú eres el problema.
 
38 Porque las dietas te dicen que lo único importante de ti es tu imagen.
 
39 Porque las dietas son una lucha contra tu propio cuerpo no una forma de apoyarlo.
 
40 Porque las dietas no dicen como has de comer, sólo como te has de limitar.
 
41 Porque al disminuir y aumentar de peso nuestro cuerpo sufre y la salud puede verse afectada.
 
42 Porque las dietas son de alguna manera una forma de castigo por algo malo que no has hecho.
 
43 Porque las dietas te quitan tu autonomía, restringen tu libertad. Tu derecho a elegir.
 
44 Porque las dietas no tienen en cuenta las razones, normalmente de tipo emocional, que te hacen comer en exceso.
 
45 Porque las dietas son una lucha contigo mismo, contra tu propia naturaleza. Están, en la mayoría de los casos, condenadas al fracaso.
 
Se trata de probar algo nuevo.
 
La única manera de conseguir un cuerpo saludable, tonificado y atractivo (no simplemente delgado) es introducir cambios en nuestros hábitos de alimentación y ejercicio sin olvidar el sueño.
 
Se trata de cambiar nuestra relación con la comida y con nosotros mismos. Algo que pueda funcionar a largo plazo, no buscamos la perfección sino la persistencia. Dejando atrás las dietas porque no sirven y disfrutando de la comida, nuestro cuerpo y de una vida más plena. Con más libertad.
 
La hipnosis es un excelente instrumento para lograr estos objetivos. En primer lugar porque la hipnosis genera bienestar y si te sientes bien todo es más fácil.
 
Con la hipnosis nuestras capacidades de aprendizaje y desarrollo de recursos se ven increíblemente potenciadas. Esto hace que el cambio que estás buscando sea mucho más fácil.
 
En Hipnosis para todos hemos desarrollado el curso “Tu cuerpo ideal con programación mental” para ayudarte a alcanzar tus objetivos. El curso se desarrolla regularmente de forma presencial, encontrarás información en nuestra sección “Actividades”. También puedes descargarlo en nuestra web.
 
Se trata de no privarse de nada sino de escoger lo que nos conviene.
 
Conseguir una nueva manera de pensar, sentir y actuar hasta lograr el estilo de vida que nos permita alcanzar y mantener nuestro objetivo.
 
Puedes empezar ahora a disfrutar de los beneficios de la hipnosis para adelgazar escuchando nuestra grabación Instalando tu nueva autoimagen. En nuestro canal de YouTube encontrarás versiones masculina y femenina.
 
¿Por qué las dietas no te funcionan? Deja tu comentario abajo.
 
Si quieres seguir recibiendo nuestros artículos suscríbete a nuestra Newsletter
Si te gusta compártelo con tus amigos y síguenos en Facebook
También puedes visitar y suscribirte a nuestro canal en YouTube

Gracias por tu tiempo e interés. 
 

Comparte esta noticia!


Video relacionado