Una buena respiración para disfrutar más y mejor de tu vida

Una buena respiración para disfrutar más y mejor de tu vida

2017-04-26

Una buena respiración para disfrutar más y mejor de tu vida

La respiración es una necesidad vital como todos sabemos. Basta recordar que empezamos a vivir cuando hacemos la primera inspiración y morimos al realizar la última espiración, expiramos. No podemos resistir más de tres o cuatro minutos sin respirar.
 
De lo que no somos tan conscientes es que la respiración puede cambiar nuestra mente o por lo menos el estado de nuestra mente y mejorar el funcionamiento de nuestro cuerpo.
 
 
Durante siglos la respiración se ha utilizado para calmar la mente como bien conocen los practicantes de la meditación o el yoga. También en un contexto más terapéutico se emplea con éxito para calmar la activación producida por la ansiedad o los ataques de pánico.
 
Efectivamente utilizar la respiración correctamente es un eficaz instrumento para controlar la ansiedad o el estrés. Puedes aprender un medio para controlar la ansiedad que emplea la respiración  leyendo nuestro artículo anterior Como superar tu ansiedad fácilmente en 5 sencillos pasos
 
Pero no ha sido sino hasta muy recientemente que según publica la prestigiosa revista Science un grupo de investigadores dirigidos por Mark Krasnow, profesor de bioquímica en la universidad de Stanford, ha descubierto en ratones una serie de nervios en el cerebro que regulan la respiración y estos nervios tienen una conexión directa con el centro de activación del cerebro.
 
Es decir la respiración puede tener un efecto directo en el conjunto de la actividad cerebral.
 

Teniendo en cuenta el hecho peculiar de que la respiración es la única de nuestras funciones vitales que es a la vez consciente e inconsciente. No podemos modificar nuestro ritmo cardíaco o nuestra producción hormonal. Pero somos capaces de modificar el ritmo y la profundidad de nuestra respiración simplemente con nuestro pensamiento y voluntad.
 
La respiración es pues un puente entre nuestro pensamiento consciente y nuestros automatismos corporales inconscientes. Controlando el ritmo de la respiración  con suavidad podemos intervenir en nuestro funcionamiento biológico:
 
Una respiración adecuada:  profunda, suave, reposada y diafragmática tiene un impacto inmediato en nuestro sistema cardiovascular. En pocos segundos el ritmo cardíaco se ralentiza, la tensión arterial se reduce, la circulación mejora. . . Todo nuestro sistema cardiovascular se beneficia de un mejor control de la respiración,  lo que mejora globalmente la alimentación celular y favorece la eliminación de los desechos metabólicos a través del torrente sanguíneo.
 
Simplemente poner la atención en la respiración nos permite recuperar el control del flujo de pensamientos desordenados y obsesivos que se apoderan de nuestra mente en una situación de nerviosismo.
 
Las emociones que nos perturban en estas situaciones siguen este impulso y al respirar correctamente volvemos a  recuperar la capacidad de conducir nosotros nuestra vida.
 
 
Estos tres efectos combinados de la respiración (impacto cardiovascular, control de los pensamientos y actuación en las emociones) proporcionan una barrera terriblemente eficaz contra el estrés.
 
Porque al estar estresados ocurre precisamente lo contrario. Se activa nuestro sistema nervioso simpático y la respiración es rápida y superficial. La mejor manera de desconectarlo y activar el contrario, el sistema parasimpático (el que tiene que ver con la respuesta de relajación) es cambiar deliberadamente nuestra respiración. Así le estamos diciendo al cerebro “todo está bien” y podemos empezar a relajarnos.
 
Si potenciamos estos efectos favorables de la respiración con la eficacia de las sugestiones en estado hipnótico el poder que generan combinadas para influir en nuestro estado emocional es espectacular.
 
Puedes comprobarlo escuchando la grabación que aparece en el link al final de este artículo: “Respiración consciente”. En nuestro canal de youtube encontrarás las versiones femenina y masculina.
 
Esta grabación forma parte de nuestro curso “Tu cuerpo ideal con programación mental” pero puedes usarla para generarte bienestar en cualquier momento o lugar. Quizás sea conveniente en algunas circunstancias “disimular” tu expresividad al sonreír o suspirar, al recordar las palabras o sensaciones  sus efectos son los mismos.


El curso se desarrollará próximamente en Barcelona, encontrarás información en nuestra sección "Actividades". También puedes descargarlo en nuestra web.
 

Es esencial que practiques esta u otros tipos de respiración regularmente hasta que se conviertan en un acto reflejo. Algo que tu organismo “dispara” instintivamente cuando empieza a notar señales de que se empieza a alterar. También puedes utilizarla voluntariamente cuando tú quieras para provocarte bienestar, motivación, confianza, serenidad. . .
 
 
Hemos hablado ya en otros artículos del hambre emocional, muchas personas al experimentar ciertas emociones recurrimos inconscientemente a la comida. Pero además a veces el organismo puede  confundir la necesidad del preciado oxígeno con una carencia de energía en forma glucosa. Esto nos lleva a “picar”, particularmente alimentos con azúcar.
 

Una adecuada y reconfortante respiración nos permite recuperar el equilibrio en ambos casos.
 
 
Lamentablemente la mayoría de nosotros no hemos aprendido a respirar adecuadamente y tampoco a utilizar nuestra respiración para desarrollar la armonía entre nuestro cuerpo y espíritu.
 

Sin embargo la respiración es una función clave de nuestro organismo que  afecta a todas las demás.
 

Es pues esencial empezar ahora mismo a practicar regularmente ejercicios de respiración para enriquecer nuestra sangre y así el cerebro con oxígeno.

Emplear técnicas sencillas de respiración allí donde estés, en la cama, tu escritorio o en cualquier otro lugar aumentará tu creatividad, capacidades cognitivas y te ayudará a estar más tranquilo disfrutando de una vida mejor y más saludable. También es muy útil a la hora de conciliar el sueño.
 

Para ayudarte te proponemos un tipo de respiración para que empieces a practicar ahora mismo. Es la llamada “respiración cuadrada”.
 
Una de las cosas claves a recordar es implicar el diafragma permitiendo que el abdomen se hinche, esto hará que el cambio de tu respiración más fácil y permanente.
 
Es un tipo de respiración sencillo y efectivo que activa el sistema nervioso parasimpático. La próxima vez que experimentes preocupaciones, estrés o un ataque de hambre injustificado empieza a respirar contando al ritmo de 4:
 

1 Inspira 2 3 4
2 Pausa  2 3 4
3 Espira 2 3 4
4 Pausa 2 3 4
 

Repite el ciclo por lo menos 4 veces o hasta que te sientas más relajado. Respirar de esta manera  es muy efectivo porque:
 
Ralentizamos voluntariamente nuestra respiración.

Contar activa nuestra mente racional mientras la emocional pasa a un segundo plano.

Reenfocamos nuestros pensamientos en los breves períodos  en que retenemos la respiración.
 

Podemos intensificar este ejercicio para obtener más relajación  alargando los períodos en que soltamos el aire. Sería algo como: inspirar 2 3 4, pausa 2 3 4, soltar 2 3 4 5 6, pausa 2 3 4. Podríamos hablar en este caso de respiración trapezoidal. Todavía podemos acentuar  de manera  natural la relajación si al exhalar suspiramos.
 

La respiración es fundamental para disfrutar de buena salud. 


Cambiar tu forma de respirar puede tener un gran impacto en tu vida al mejorar el sueño, cognición, hábitos alimenticios, resistencia al estrés y la ansiedad, reducir el nivel de inflamación, mejorar la función gastrointestinal , aumentar la longevidad y reducir el dolor.
 
 
Hay muchos tipos de respiración, infórmate y experimenta con ellas hasta encontrara el que mejor te funciona a ti. Prueba los dos anteriores, busca otros o crea el tuyo propio.
 

Lo único importante es no agobiarse. Si te ocurre vuelve a empezar: respira profundamente y recuerda que aunque respirar es fácil no es sencillo hacerlo correctamente requiere atención, práctica y dedicación.
 

Por suerte puedes volver a intentarlo. Empieza ahora, es el mejor momento.
 

Si quieres seguir recibiendo nuestros artículos suscríbete a nuestra newsletter
Si te gusta compártelo con tus amigos y síguenos en facebook
También puedes visitar y suscribirte a nuestro canal en youtube

Gracias por tu tiempo e interés
 

Video: Respiración consciente
 
 

Comparte esta noticia!


Video relacionado